Ir al contenido principal

SANTÍSIMO FÚTBOL, DIVINA REBELDÍA - Por: @Afbrico


Para ir a tierra santa, hay que entrar por Tel Aviv, lo cual resulta toda una odisea, como si quisieran resumir las diferentes controversias y entrenamientos del islam, el judaísmo y el cristianismo en unas cuantas horas. Como en cualquier aeropuerto del mundo, el pasaporte colombiano implica una carga. Sin embargo, en Tel Aviv no es mucha la diferencia, el interrogatorio por horas va para casi cualquier turista, haciendo de bienvenida un ambiente hostil como tapete rojo. 


"We will share our story of freedom trough football", 
graffiti encontrado cerca a una aldea de Hebrón. Foto: Andrés López Rodríguez, Uruguay
Tan pronto el aeropuerto va quedando atrás, la llegada a un nuevo universo lleno de misticismo atropella todos los sentidos, y genera miles de expectativas (muy alejadas del fútbol). Por el contrario, la Jerusalén que reclama el Estado Palestino como capital e Israel hizo suya como “eterna e indivisible”, además de historias, protestas, hostilidad y religión, esconde fútbol en cada rincón. ¿Quién lo diría? Pues tiene su explicación. 


Niños Palestinos jugando fútbol a plena luz del día 
en las afueras de la ciudadana antigua de Jerusalén, 
cerca al Damasco's Gate, epicentro de 
enfrentamientos contra soldados israelíes. Foto: Brico

Los judíos dicen que los árabes en general, no jugaban al balón pie a comienzos de siglo, pues rechazaban las prácticas traídas por los ingleses durante el mandato británico. Los palestinos por su parte, afirman que siempre lo han practicado, y eran únicamente los islámicos más conservadores quienes se negaban a verse seducidos por el deporte rey, siendo entonces los judíos poco habilidosos con la pelota. Lo cierto es que el fútbol se vive en cada calle, por antigua que sea. De la misma manera, existen varios equipos de palestinos e israelíes, jugando todos juntos, en una suerte de emancipación compartida, sobrepasando los intereses económicos y territoriales a los que nacen subordinados, en una suerte de falacia estatocéntrica. 

Ya en la Palestina ocupada, los mayores te preguntan por el  Pibe, Higuita y el Tino, mientras los pequeños no paran de mencionar a Falcao. Incluso podría afirmarse que el fútbol se vive con más pasión, y más sentimiento, pues para muchos resulta el único escape a la dura realidad del conflicto. Sin importar si era hebreo, árabe o inglés lo que se hablaba, el fútbol resultaba ser el idioma universal capaz de unir a personas que estaban destinadas a la enemistad. Compartir la pecosa un rato con los niños palestinos no sólo alegraba el alma (de ambos “equipos”), también significaba esperanza, así viniera en pequeñas dosis de segundos en intervalos cortados por el gas pimienta. 


Estadio Al-Khadar, casa de la selección de Belén y 
vecino de la secundaria de al Khadar, blanco de ataques 
diarios con bombas de sonido y gases lacrimógenos 
por parte de los soldados israelíes. Foto: Brico
En Cisjordania e Israel, el fútbol se siente de manera horizontal y vertical, se siente en las calles, se ve a la selección de Palestina haciendo para-diplomacia, se ven a los clubes israelíes contratando leyendas retiradas del fútbol (como Hierro) pese a no contar con el reconocimiento de la FIFA como Federación. Son tan futboleros como cualquier latinoamericano en plena Copa Mundo, demostrando que ni la más agresiva guerra es capaz de arrancarle las ganas de soñar al ser humano. Ni las armas ni la agresión detienen el balón, y ello puede percibirse incluso en los campos de refugiados, donde las canchas palestinas han de ser protegidas con malla para evitar los ataques de los soldados israelíes quienes como último recurso arrojan lacrimógenos. 


Cancha de fútbol en el centro de refugiados en Belén, 
próximo al checkpoint 300, cubierto por pipetas de 
gases lacrimógenos (mostaza y pimienta). Foto: Indra, Brasil
Así pues, el fútbol constituye una expresión de rebeldía en muchas ocasiones, del oprimido sublevándose a las condiciones, o a su destino. En Palestina más que nunca, es una forma de contar historias silenciadas por el mass-media que compra y vende historias falsas de terrorismo, es una forma de hacer política, pero también de enfrentar el día a día, de reivindicar a los pueblos, y para muchos, de construir paz, o de resistir sin violencia. 
 

Colombiano disfrutando del fútbol con niños de Belén. Foto:  Peter Morgan, Australia
Andres Brico*  twitter: @Afbrico

*Estudiante de Relaciones Internacionales e Investigador que trabajó como Observador de Derechos Humanos del conflicto Palestino-Israelí.





Comentarios

Entradas populares de este blog

Cómo el nacionalismo usurpó el Antifascismo en los deportes de Los Balcanes

Los atletas balcánicos estaban dispuestos a morir luchando contra el nazismo y el fascismo en los años 30 y 40, pero algunas figuras deportivas prominentes ahora defienden el nacionalismo. Cuando la antigua Yugoslavia comenzó a desmoronarse durante las guerras balcánicas de los años 90, muchos atletas prominentes empezaron a abrazar abiertamente el nacionalismo.
Era una inversión asombrosa para las estrellas del deporte yugoslavas, eran deportistas antifascistas que habían adoptado una actitud contra el fascismo apoyado por los nazis antes y durante la Segunda Guerra Mundial para que fueran reverenciados por los yugoslavos. 
Uno de esos antifascistas y deportistas comprometidos era Bozidar 'Bosko' Petrovic. A mediados de la década de 1930, Bosko estaba jugando para el Yugoslavia Football Club, pero se enteró de que el equipo Belgrado Sports Club, BSK, jugaría un partido de fútbol en Francia. Él inmediatamente canceló su contrato y se unió al BSK.
Sin embargo, la estrella del fútb…

#PiermarioMorosini, el número 25 inmortal

Existen muchos ejemplos de futbolistas sometidos a una literal explotación, en esa visión del futbol moderno al considerar al jugador como mercancía, sin importar las consecuencias de cargas físicas y mentalmente extensas. Luego de la tragedia en los campos se genera un ambiente de “pseudo” preocupación y consciencia en relación a las afectaciones de salud, así como a la excesiva competencia y sus secuelas.  

Un día como hoy 14 de Abril pero del año 2012, caía en el campo de juego en a sus 25 años de edad, Piermario Morosin ‘’il moro’’, víctima de un infarto (tres en un minuto).  La desgracia se suscitó en  pleno partido de la Serie B de la liga italiana, en donde el A.S. Livorno visitaba el estadio Adriático, el campo de local del club Pescara. 

Corría el minuto 32, cuando el centrocampista de forma dramática se desplomó en el campo, las imágenes son terribles, pues Morosini cae de frente y en una especie de reflejo corporal o reacción trata de incorporarse en un intento por seguir luc…

Las castas de ayer, el clasismo de hoy en México

Por: Paulin Mendiak Texto de referencia: González López, H., Marquina Sánchez, I., Contraras Asturias, C. (2013). “La Civilidad en las Castas Veladas del México Actual”. Política y Sociedad, Vol.50 Núm 2: 517-542 [https://revistas.ucm.es/index.php/POSO/article/viewFile/40016/40777] Nota: Clasismo, según el diccionario de la RAE, es la actitud de quienes defienden la discriminación por motivos de pertenencia a otra clase social.Por lo general, un clasista asume su pertenencia a una u otra clase y obra en consecuencia para beneficiar los intereses de quienes son de su misma clase y en perjuicio de quienes no pertenecen a ella.
En México, luego de emitidos los resultados de las pasadas elecciones, se hizo más evidente de lo que ya es la existencia de la llamada a doble civilidad, misma que comprueba la discrepancia y la separación entre “los más blancos” y “los más obscuros”. Tal situación puede rastrear su raíz en el sistema de castas colonial. “Los más blancos” respaldados en un poder ec…
siguenos en facebook
siguenos en Twitter
sígueme en Instagram
sígueme en Instagram