Ir al contenido principal

El 'extraño' caso del Belice vs México



Corrupción, fraude, pago de favores, política, ¿Estamos hablando de una organización criminal?, sí, de la Federación Internacional de Fútbol Asociación (FIFA) la cual dentro de su organigrama está precisamente diseñada con un “capo” como dirigente de todo, y su poder e influencia, como organización, un alcance de más naciones reconocidas y en calidad de miembro que la mismísima ONU (FIFA: 209 (Conmebol, UEFA, AFC, Concacaf, OFC, CAF, externos / ONU: 193).

La confederación que corresponde a Norteamérica, Centroamérica y las islas del Caribe, Concacaf, tiene en su historial casos que no deberían pasar desapercibidos como el que les presentaremos a continuación:

Cualquier selección o representativo que pertenezca a la FIFA sabe cómo manejar las fechas de sus compromisos, acorde a distintos factores como el marketing y la respuesta de la gente dentro del calendario marcado, bajo las orientaciones del las federaciones locales y el mando del “hermano mayor”. Partiendo de lo anterior nos remontamos al año 2008, año en que se enfrentarían a las selecciones de México y Belice los días 15 y 21 de junio, en su camino rumbo al Mundial de Sudáfrica 2010, hasta ahí vamos bien, nada extraño.

Comparando el poder detrás de estos dos seleccionados no es necesario hablar de los patrocinadores de uno o del otro, sabemos el poderío político y económico de la selección mexicana, ni tampoco hablar de lo deportivo, jugadores profesionales versus jugadores amateur.

FIFA le da el reconocimiento de calidad de miembro a Belice en 1986 aun cuando este seleccionado no contara con los requerimientos estatutarios de la Federación, en ese caso estadio acondicionado según reglamento en territorio propio, por lo cual el partido Belice – México se disputó en el Reliant Stadium de Houston, Texas, que para el 2009 de 1.630.672 habitantes, 357.508 eran mexicanos censados, es decir casi el 22% de la población[1], que retomando nos hace preguntar de qué manera incidiría esto en un partido en fase clasificación a Sudáfrica 2010, sencillo, citemos al mismo director técnico de la selección beliceña en ese entonces, Palmiro Salas, guatemalteco:

"La verdad estoy muy triste con el Presidente de la Federación de Fútbol de Belice (Bertie Chimilio) porque creo que es algo cierto, el equipo que es local tiene que tener la ventaja de su gente, apoyo de aspecto psicológicos que motiva, (pero) la Federación se balanceo más por lo económico y olvidó lo deportivo"[2]

Ahí está la respuesta, psicológicamente, por tanto, deportivamente. Recordemos que para ese partido, Belice – México, el resultado quedó 0 a 2 respectivamente, además de las jugosas ganancias por la venta de boletos y organización del evento por parte de Lone Star Sports & Entertainment, que en su propio sitio informa que solo en el primer día de venta de boletería se llegaron a vender 18.000 entradas[3]. Claro, el patriotismo y chovinismo salieron por sus entradas, sin importar el precio de los boletos era el momento para sentirse más cerca de su nación por 105 minutos y ser más mexicano que nunca, conectado con sus “raíces”, comportamiento que también requeriría su análisis desde lo sociológico. Recordemos que si existe un partido que recaude más dinero entre los encuentros de diferentes seleccionados, es el de Estados Unidos Vs. México, por tanto, México, Estados Unidos, Estados Unidos, México, Belice, todo muy concordante a favor de los mercenarios del fútbol. Y para complementar, el partido de vuelta en México, quedó 7 a 0, para un 9 a 0 global, fulminante.



Se pudo buscar una sede alterna para la selección beliceña, para que entre las posibilidades dicho seleccionado se sintiera un poco ‘local’, pero bueno, ya sabemos que eso no generaría utilidades. En cierto momento algunos seguidores de la Selección Belice hablaban de Guatemala como posible sede, pero se sabe existe una rivalidad que en ocasiones va más allá de lo deportivo, lo anterior debido a deferendo territorial desde hace más de 150 años, donde Guatemala reclama 2.700 Km² de territorio a Belice y que para ese 2008 llevaban dicho conflicto ante la Corte Internacional de Justicia de la Haya[4].

Actualmente, con lo último que ha “salido a la luz” por los casos de corrupción de la FIFA, no es nuevo reconocer que para las federaciones lo deportivo pasa a segundo plano en relación con lo económico, pues se prefirió llenar un poco sus arcas y las de la federación mexicana a cambio de soñar con una participación en un Mundial, al menos siendo la “cenicienta” del certamen.


¿FIFA for the good of the game?[5] Que nos expliquen de quien.  

- Dimitrov

Notas del escritor:
[1] Información demográfica al 2009 tomada de http://oncetv-ipn.net/migrantes/mapas/stats2.htm - 28 mayo de 2015.
[2] Expresado para una radio local en Bélice. Citado en: http://www.mediotiempo.com/futbol/internacional/noticias/2008/04/18/molesto-dt-de-belice-con-su-federacion - 28 mayo 2015.
[3] Información tomada de: http://www.lsse.net/news/more-than-18000-tickets-sold-on-first-day-for-belize-mexico-world-cup-qualifier/ - 28 mayo 2015
[4] Información tomada de: http://www.banrepcultural.org/blaavirtual/ayudadetareas/geografia/conflictos_territoriales_america_latina - 28 mayo de 2015.
[5] Eslogan de la FIFA a tipo pregunta que traduce en castellano: ¿Por el bien del juego?   

Comentarios

Entradas populares de este blog

#PiermarioMorosini, el número 25 inmortal

Existen muchos ejemplos de futbolistas sometidos a una literal explotación, en esa visión del futbol moderno al considerar al jugador como mercancía, sin importar las consecuencias de cargas físicas y mentalmente extensas. Luego de la tragedia en los campos se genera un ambiente de “pseudo” preocupación y consciencia en relación a las afectaciones de salud, así como a la excesiva competencia y sus secuelas.  

Un día como hoy 14 de Abril pero del año 2012, caía en el campo de juego en a sus 25 años de edad, Piermario Morosin ‘’il moro’’, víctima de un infarto (tres en un minuto).  La desgracia se suscitó en  pleno partido de la Serie B de la liga italiana, en donde el A.S. Livorno visitaba el estadio Adriático, el campo de local del club Pescara. 

Corría el minuto 32, cuando el centrocampista de forma dramática se desplomó en el campo, las imágenes son terribles, pues Morosini cae de frente y en una especie de reflejo corporal o reacción trata de incorporarse en un intento por seguir luc…

Cómo el nacionalismo usurpó el Antifascismo en los deportes de Los Balcanes

Los atletas balcánicos estaban dispuestos a morir luchando contra el nazismo y el fascismo en los años 30 y 40, pero algunas figuras deportivas prominentes ahora defienden el nacionalismo. Cuando la antigua Yugoslavia comenzó a desmoronarse durante las guerras balcánicas de los años 90, muchos atletas prominentes empezaron a abrazar abiertamente el nacionalismo.
Era una inversión asombrosa para las estrellas del deporte yugoslavas, eran deportistas antifascistas que habían adoptado una actitud contra el fascismo apoyado por los nazis antes y durante la Segunda Guerra Mundial para que fueran reverenciados por los yugoslavos. 
Uno de esos antifascistas y deportistas comprometidos era Bozidar 'Bosko' Petrovic. A mediados de la década de 1930, Bosko estaba jugando para el Yugoslavia Football Club, pero se enteró de que el equipo Belgrado Sports Club, BSK, jugaría un partido de fútbol en Francia. Él inmediatamente canceló su contrato y se unió al BSK.
Sin embargo, la estrella del fútb…

Tragedia del túnel 29 #C.U. #ClubAmércia #PumasUNAM #1985

Hoy se llevará a cabo el partido de semifinales de la liga mexicana entre Pumas y América, encuentro que ademas de grandes anécdotas de rivalidad, nos remite también a la tragedia del "Tunel 29" en C.U. en el año de 1985.
Se habló de un sobrecupo exagerado en el estadio de Ciudad Universitaria, también existe una versión de que hubo venta de boletos falsos y que incluso a pesar de la orden de cerrar las puertas, los encargados de hacerlo mantuvieron abiertas las del túnel 29 con la esperanza de obtener un dinero extra. Nunca se aclararon las razones y mucho menos hubo culpables, todo sucedió cuando se jugaba la final del torneo 1984-85 entre las Águilas del América y los Pumas de la U.N.A.M.

El partido estuvo pactado para las 12:00 del día, pero dos horas antes el estadio ya lucía repleto, el Olímpico Universitario tiene una capacidad aproximada de 69.000 aficionados, sin embargo se especula que en esa fecha, había dentro del recinto alrededor de 90.000 personas. Así, a medid…
siguenos en facebook
siguenos en Twitter
sígueme en Instagram
sígueme en Instagram