Ir al contenido principal

Cuando la criminalización se convierte en política de estado



De un tiempo para acá los estados neoliberales se han empeñado en la criminalización de cualquier tipo de organización, evento, iniciativa que convoque a las dignidades a hacer parte de una contra a lo que desean imponer, de ahí que hace unos días en el Estado Español se haya presentado de nuevo el señalamiento y persecución a un grupo organizado de jóvenes cuya posición política es claramente contraria a sus deseos, es independentista.

Estamos hablando de Indar Gorri, un grupo de animación del Club Atlético Osasuna, Navarra, una nación que como algunos sabemos busca su autodeterminación, producto de un rezago histórico que confirma que así como países latinoamericanos, fueron conquistados por una corona. En días pasados la Policía Nacional y la Guardia Civil llegaron a instalaciones de este grupo organizado con la acusación de pertenencia a “grupo criminal”, es decir un grupo concertado para delinquir, hecho similar al ocurrido hace meses en Vallekas con la sede de Bukaneros, otro grupo organizado de hinchas pero del Rayo Vallecano, que coincidencialmente tiene amistad con el grupo vasco. 

Cotejando ambas situaciones la criminalización a la iconografía de estos grupos es la misma, el uso de ciertas imágenes hacen temblar a la institucionalidad, pero más allá de eso, lo que realmente asusta a estos mercenarios es que en un solo lugar y bajo la unidad se hablen y proyecten luchas sociales contrarias a lo que el Rey mande.


La política de criminaliazción de las organizaciones, estén o no relacionadas con el fútbol, son frecuentes, podríamos anotar algunos casos en Latinoamérica, donde pequeños grupos disidentes con conciencia política han logrado llevar la indignación a las canchas y por diferentes medios reflejando el descontento de muchos, que sí pensamos, bien organizados y con los medios necesarios, podrían alcanzar lo deseado. Uno de estos grupos es La Más Fiel, barra no oficial del Club Atlético Nacional que una vez expusieron abiertamente su desacuerdo con las políticas paramilitares y corruptas de su región, fueron señalados por la misma barra “oficial” para que fueran criminalizados y expulsados de la cancha como medio para acallar y seguir sirviendo a los dirigentes de la región. 

Recordemos que uno de los expresidentes de Colombia, de donde es el grupo que anteriormente mencionamos, ha sido acusado de su vinculación directa y casi fundación de uno de los grupos al margen de la ley que más víctimas ha traído al conflicto social y político en este país, el paramilitarismo. En dicho señalamiento no buscaban más que fragmentar al grupo, intimidar y de una u otra forma obligar al abandono de la tribuna como medio de propaganda y agitación. Pues así muchos insistan en vender la idea que el fútbol no es político, las gradas pueden hablar lo que muchos no se atreverían a decir. 

Podríamos entrar a detalles de cuántos fueron detenidos en las jornadas de criminalización, podríamos puntualizar y referir las fuentes oficiales que opinan del tema tanto en el Estado Español como en Colombia, pero la verdad en Grada Roja no nos quedamos con eso, pues acá lo realmente importante es recordar que aun cuando se desee desvincular el fútbol de la política y se quiera señalar a los jóvenes organizados y políticos nuestras voces seguirán alzándose, al punto en donde salgamos vencedores de nuestras luchas, la autodeterminación, la soberanía, la paz, la justicia social. 

En Grada Roja nos solidarizamos con los compañeros de Indar Gorri, con Bukaneros, con La Más Fiel, con cada uno de los grupos con los que compartamos banderas, porque acá solo hay un deseo común, el avanzar, vencer, construir hombres y mujeres nuevos. Aplaudimos la rebeldía, porque sin ella no habría justicia alguna, porque sin esa chispa realmente no habría revolución.
-                                                                                                                                                                                                                                     -   Pavlichenko

Comentarios

Entradas populares de este blog

Cómo el nacionalismo usurpó el Antifascismo en los deportes de Los Balcanes

Los atletas balcánicos estaban dispuestos a morir luchando contra el nazismo y el fascismo en los años 30 y 40, pero algunas figuras deportivas prominentes ahora defienden el nacionalismo. Cuando la antigua Yugoslavia comenzó a desmoronarse durante las guerras balcánicas de los años 90, muchos atletas prominentes empezaron a abrazar abiertamente el nacionalismo.
Era una inversión asombrosa para las estrellas del deporte yugoslavas, eran deportistas antifascistas que habían adoptado una actitud contra el fascismo apoyado por los nazis antes y durante la Segunda Guerra Mundial para que fueran reverenciados por los yugoslavos. 
Uno de esos antifascistas y deportistas comprometidos era Bozidar 'Bosko' Petrovic. A mediados de la década de 1930, Bosko estaba jugando para el Yugoslavia Football Club, pero se enteró de que el equipo Belgrado Sports Club, BSK, jugaría un partido de fútbol en Francia. Él inmediatamente canceló su contrato y se unió al BSK.
Sin embargo, la estrella del fútb…

#PiermarioMorosini, el número 25 inmortal

Existen muchos ejemplos de futbolistas sometidos a una literal explotación, en esa visión del futbol moderno al considerar al jugador como mercancía, sin importar las consecuencias de cargas físicas y mentalmente extensas. Luego de la tragedia en los campos se genera un ambiente de “pseudo” preocupación y consciencia en relación a las afectaciones de salud, así como a la excesiva competencia y sus secuelas.  

Un día como hoy 14 de Abril pero del año 2012, caía en el campo de juego en a sus 25 años de edad, Piermario Morosin ‘’il moro’’, víctima de un infarto (tres en un minuto).  La desgracia se suscitó en  pleno partido de la Serie B de la liga italiana, en donde el A.S. Livorno visitaba el estadio Adriático, el campo de local del club Pescara. 

Corría el minuto 32, cuando el centrocampista de forma dramática se desplomó en el campo, las imágenes son terribles, pues Morosini cae de frente y en una especie de reflejo corporal o reacción trata de incorporarse en un intento por seguir luc…

Las castas de ayer, el clasismo de hoy en México

Por: Paulin Mendiak Texto de referencia: González López, H., Marquina Sánchez, I., Contraras Asturias, C. (2013). “La Civilidad en las Castas Veladas del México Actual”. Política y Sociedad, Vol.50 Núm 2: 517-542 [https://revistas.ucm.es/index.php/POSO/article/viewFile/40016/40777] Nota: Clasismo, según el diccionario de la RAE, es la actitud de quienes defienden la discriminación por motivos de pertenencia a otra clase social.Por lo general, un clasista asume su pertenencia a una u otra clase y obra en consecuencia para beneficiar los intereses de quienes son de su misma clase y en perjuicio de quienes no pertenecen a ella.
En México, luego de emitidos los resultados de las pasadas elecciones, se hizo más evidente de lo que ya es la existencia de la llamada a doble civilidad, misma que comprueba la discrepancia y la separación entre “los más blancos” y “los más obscuros”. Tal situación puede rastrear su raíz en el sistema de castas colonial. “Los más blancos” respaldados en un poder ec…
siguenos en facebook
siguenos en Twitter
sígueme en Instagram
sígueme en Instagram